Equestrian Art in Belém

Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre

Palacio Nacional de Queluz

El Palacio Nacional de Queluz y sus jardines históricos sobresalen por la relación armónica entre paisaje y arquitectura palaciega.

Reflejan los ambientes y vivencias de la familia real y de la corte portuguesa entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX, así como la evolución del gusto durante ese período, marcado por el barroco, el rococó y el neoclasicismo, testimoniando momentos de gran relevancia histórica. La construcción del Palacio de Queluz arranca en 1747, por orden del futuro Pedro III, consorte de la reina Maria I. Concebido en un principio como residencia de verano, acabó convirtiéndose en el espacio favorito de ocio y entretenimiento de la familia real, que lo habita de forma permanente desde 1794 hasta 1807, con motivo del traslado de la corte a Brasil ante la inminente llegada de las tropas francesas a través de suelo español.

La Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre mantiene parte de sus caballos en los Jardines del Palacio, si bien las exhibiciones regulares al público se realizan en el Picadero Henrique Calado, en Calçada da Ajuda, en Lisboa.