Equestrian Art in Belém

Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre

Historia

En 1979 el Ministerio de Agricultura funda la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre (EPAE), materializada por Guilherme Borba y João Costa Ferreira, con la misión de promover la enseñanza, la práctica y difusión del Arte Ecuestre tradicional portugués. La Escuela funcionó temporalmente en la Sociedad Hípica Portuguesa, en Campo Grande, Lisboa, realizando exhibiciones puntuales en Queluz desde 1984. En 1996 se construyeron unas caballerizas en los Jardines del Palacio Nacional de Queluz, hacia donde se trasladó la Escuela y donde tiene su sede desde entonces. En julio de 2015 se inauguró el renovado Picadero Henrique Calado, donde se realizan las exhibiciones abiertas al público.

La EPAE recupera la tradición de la Picaria Real, academia ecuestre de la corte portuguesa, cerrada en el siglo XIX, que utilizaba el Picadero Real de Belém, actualmente Museo Nacional dos Coches.

Gracias a la práctica continua del rejoneo, actualmente se sigue utilizando el mismo tipo de caballo, la misma equitación, los mismos arreos y la misma vestimenta del siglo XVIII. La Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre también recuperó los ejercicios barrocos, como los “aires elevados”.

La Escuela monta caballos Lusitanos de la Yeguada de Alter. Realiza exhibiciones regulares, abiertas al público, y espectáculos, tanto en Portugal como en el extranjero. La Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre constituye un importante medio de difusión del caballo Lusitano y de la cultura portuguesa.